ENCONTRÁ TODO SOBRE 

Córdoba
Despejado
12°C
Sensación térmica: 11°C
Presión: 1020 mb
Humedad: 71%
Viento: 3 m/s NNE
 

Opinión: La huella del carnaval en el medio ambiente

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Por Mgter. Marcelo Pantano, docente de la Licenciatura en Turismo, Universidad Blas Pascal.

El carnaval forma parte de una de las tradiciones más antiguas que tenemos los seres humanos y que ha pasado una serie de transformaciones hasta llegar a lo que conocemos como tal en nuestros días. Un aspecto central del carnaval siempre ha sido la alegría por un lado y la actitud rebelde y contestataria por el otro. Se ha caracterizado por ser el momento de festejo y celebración previo al tiempo de ayuno y penitencia de la cuaresma propio de la tradición cristiana, como así también el momento para manifestar, decir y expresar, de manera irónica y con cierto tono humorístico, aquellas cuestiones sociales que molestaban y que bajo la sombra del carnaval y con el escondite de las máscaras, eran dichas sin reparos ni consecuencias peligrosas.

Con el correr del tiempo se fueron incorporando al festejo muchos elementos, pasando a ser considerado, en muchas circunstancias, un atractivo turístico. De hecho, los feriados de carnaval, se plantean como una posibilidad no solamente de tener un fin de semana largo para el descanso o la visita a determinados sitios turísticos, sino también como el momento en que muchos destinos brillan presentando un espectáculo de carnaval.

Si bien nuestros antepasados festejaban el carnaval con los elementos que formaban parte de su cotidianeidad, como el agua y la harina, el festejo se fue industrializando dejando un impacto e imprimiendo una huella no deseable en nuestro medio ambiente. La utilización de tantos materiales plásticos, aerosoles para las pinturas o las espumas, y el consecuente descarte de los mismos a la vía pública, en muchas ocasiones dejan una imagen bastante negativa de las consecuencias de los carnavales en los diferentes sitios turísticos. Es por eso, que sería importante reflotar, esa mirada contestataria propia del carnaval de antaño y aprovechar al carnaval como fuerza para lograr tomar conciencia sobre el daño que se le hace al planeta y al medio ambiente. En los corsos y las carrozas, tendría que estar más presente el mensaje ambiental y su defensa a la naturaleza, tomar la iniciativa de armar disfraces con material reciclado y evitar en lo posible la generación de residuos que dañen al planeta.

Si no tomamos conciencia de esto, muy probablemente los carnavales, como tantos otros festejos, van a ser solamente una explosión de alegría, que solamente van a predecir, un tiempo de sacrificio obligado de vivir en un planeta al que no cuidamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ULTIMAS Noticias

SUCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Ingresá tu e-mail y recibí novedades de nuestro portal para enterarte antes de todas las noticias y destinos turísticos más relevantes.

Idioma