ENCONTRÁ TODO SOBRE 

Córdoba
Parcialmente Soleado
27°C
Sensación térmica: 27°C
Presión: 1020 mb
Humedad: 57%
Viento: 3 m/s E
 

Manzana Jesuítica: Salón de Grados, testigo de cuatrocientos años

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Al recorrer los claustros del edificio del antiguo Rectorado de la Universidad Nacional de Córdoba, una magnífica puerta tallada del siglo XVII se abre para mostrarnos la Sala de Grados de la universidad más antigua del país.

En el siglo XIX, la Universidad Nacional de Córdoba tomó la antigua Capilla de Españoles como Sala de grados. Con ese fin la reformó, reconstruyó su bóveda y convocó diversos artistas para embellecerla. Las pinturas de la bóveda fueron variando a lo largo de los siglos y en ellas intervinieron artistas como Carlos Camilloni o Armando de Sica.

Hoy, el Salón de Grados de la Universidad nos narra la historia de nuestra Universidad a través de sus intervenciones. No nos cuesta imaginar las primeras presentaciones de conclusiones que, aunque se llevaban a cabo en la Iglesia de la Compañía, fueron trasladadas luego a esta capilla. Y hasta nos vemos tentados a salir como entonces, en procesión por las calles, festejando que en Córdoba había un nuevo doctor.

A su vez, podemos vivenciar el elitismo del S. XIX, rodeados de seda adamascada, molduras doradas y arañas de caireles, y retrotraernos a la Argentina europeizante del siglo antepasado. Y como una bocanada fresca, sentir la revuelta del 15 de junio de 1918, la Reforma Universitaria, durante la cual, el salón lamentablemente perdió parte de su mobiliario y la pintura original del Obispo Trejo que representaba el poder clerical.

En la actualidad, la alegoría de Armando de Sica nos invita a seguir a esas tres musas, la Ciencia, el Arte y la Poesía que sostienen el escudo de la Universidad e identificarnos con esos niños desnudos, los estudiantes, que se acercan a la casa para vestirse de conocimiento.

Actualmente, la Universidad utiliza el Salón de Grados en contadas ocasiones, como los Doctorados Honoris Causae, pero podemos visitarlo, y como viajeros del tiempo, revivir nuestra historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ULTIMAS Noticias

SUCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Ingresá tu e-mail y recibí novedades de nuestro portal para enterarte antes de todas las noticias y destinos turísticos más relevantes.

Idioma